Thermal Touch propone transformar todo tu entorno en una superficie táctil. Abriendo un nuevo mundo de posibilidades creativas para desarrolladores .

La realidad aumentada no es un concepto que la gente termine de entender correctamente y las empresas están lejos de aprovechar todo su potencial. Aunque  a decir verdad, tampoco ha sido algo demasiado bien explicado. Para mucha gente sigue siendo algo que no va más allá de un código QR o algo que funciona con unas tarjetas en el nuevo juego de sus hijos.  Así que tal vez esté bien empezar por recordar, o más bien redefinir, el concepto de realidad aumentada.

Wikipedia nos da esta definición de lo que sería la Realidad Aumentada: “La realidad aumentada (RA) es el término que se usa para definir una visión a través de un dispositivo tecnológico, directa o indirecta, de un entorno físico del mundo real, cuyos elementos se combinan con elementos virtuales para la creación de una realidad mixta en tiempo real.”

gal-thermal-touch-004

Hasta aquí todo claro. Es fácil imaginar los ya citados QR o incluso ir más allá y pensar en las Google Glasses. Pero esto sería quedarse a las puertas de una tecnología de la que nos resistimos a sacar todo el partido que podríamos.

Es aquí donde entran en juego proyectos como las aplicaciones lanzadas por Brian Eno y  Karl Hyde. O la que nos presenta la gente de Metaio, especialistas en realidad aumentada y tecnología térmica.  En Metaio han creado recientemente una innovadora tecnología de realidad aumentada llamada Thermal Touch, una interfaz que reconoce puntos de calor y los transforma en imágenes convirtiendo cualquier superficie en una pantalla táctil.  Ofreciendo así la nada desdeñable oportunidad de transformar todo el mundo a nuestro alrededor en una gigantesca pantalla táctil.

metaio-ar-thermal-touch-1-820x420

Para poder realizar esto Thermal Touch se vale de una serie de cámaras y sensores infrarrojos montadas en principio sobre un ordenador o tablet. Estos serán los encargados de leer en interpretar las impresiones térmicas dejadas por el usuario en la superficie. Quien a su vez vería la transformación de las superficies a través la pantalla d su dispositivo o unas gafas adaptadas. La cantidad de oportunidades y opciones de una tecnología así bien aplicada son enormes. Abriendo una nueva dimensión para desarrolladores de aplicaciones y soluciones.

Es cierto que de momento Thermal Touch es solo un prototipo y que  la necesidad de utilizar un soporte como las gafas puede echar para atrás a un número importante de usuarios. Pero es una tecnología muy interesante y un paso más a la hora de ir más allá de la realidad “un poquito aumentada“ que controlamos hoy en día.