Actualmente todo el mundo habla del inbound marketing pero la mayoría de la gente no sabe qué significa este concepto ni de dónde procede.

 

 

Inbound Marketing

Inbound Marketing

Introducción

Este nuevo concepto nació para solucionar y adaptarse a los cambios en el comportamiento de los consumidores, que ya ni son ya receptores pasivos ni aceptan tampoco las interrupciones publicitarias de los medios tradicionales. El inbound marketing surgió para dar respuesta a esta nueva situación en la que los clientes son los que se encuentran con las marcas e interactúan con ellas de forma voluntaria y sin interrupciones no deseadas.

Según explica Internet República en su blog:

El inbound marketing se basa en tres pilares fundamentales: SEO, marketing de contenidos y social media marketing, que trabajan de forma integrada y forman parte de una estrategia global, en la que se combinan todas las acciones, canales y técnicas para mejorar la reputación de la marca y conseguir una mayor visibilidad online.

La creación de este concepto y de esta forma de hacer marketing se lo debemos a Brian Halligan, co-fundador de Hubspot , con Dharmesh Shah y David Meerman Scott. Pero, en honor a la verdad, se basa en viejas aspiraciones del marketing de los años 50 y 60.

Peter F. Drucker afirmaba que

El marketing tiene como objetivo el conocer y comprender tan bien al consumidor que el producto se ajuste perfectamente a sus necesidades.

Una idea que posteriormente recuperaría Seth Godin y sintetizaría en el concepto de permission marketing, que consiste  en obtener permiso de los consumidores antes de continuar con la fase de venta, dejando atrás la agresividad y el intrusismo.

El marketing relacional también tiene mucho que ver con la posterior conceptualización del inbound marketing. Esta técnica de marketing, que se extendió en la década de los 90 y que tuvo a Regis McKenna como su gran valedor, se centra en satisfacer y fidelizar a sus clientes.

Con la llegada de Internet y la revolución digital, a finales de los 90 y principios de la década pasada, todas estas teorías adquirirían una nueva dimensión y, al aplicarse en el mundo digital, derivarían en el  inbound marketing.

En los próximos años, según Brian Halligan:

El éxito de muchas empresas online se basará en su capacidad de personalizar las experiencias de los usuarios y, a través de la información que se recopila de leads y clientes, ofrecerles mensajes y ofertas que se ajusten a sus necesidades particulares.

Pero ya sea de cara al futuro, o mirando hacia el marketing actual, las marcas tendrán que esforzarse por entender los cambios en el comportamiento de los consumidores y adaptarse al nuevo contexto en el que algunos de los principios más básicos del marketing empiezan a tambalearse.

El marketing y, por lo tanto, la publicidad de igual manera, se ven obligados a adaptarse a los nuevos comportamientos del consumidor a través de Internet y del mundo digital. El consumidor del presente es un usuario proactivo, que busca información en la Red, que se documenta, opina, comparte, recomienda y se relaciona con otros consumidores.

Ecosistema del Inbound Marketing

Ecosistema del Inbound Marketing

El Inbound Marketing

El inbound marketing da solución a esta nueva realidad. El usuario busca, se encuentra con las marcas e interactúa con ellas según lo que espera de ellas.

Según lo planteado hasta ahora, es fácil deducir que el inbound marketing se asienta sobre tres pilares del marketing online:

  • SEO (Search Engine Optimization): Las marcas o los productos y servicios se muestran al usuario en buscadores cuando este realiza una búsqueda relacionada con sus intereses. Aparecer en las primeras posiciones es clave para atraer tráfico de calidad y clientes potenciales a nuestro negocio.
  • SMM (Social Media Marketing): Allí donde esté nuestro cliente, debemos estar nosotros. El auge de las Redes Sociales nos obliga a estar en ellas, hablar en el lenguaje de nuestros potenciales clientes e invitarle a conversar con nosotros.
  • Content Marketing: El contenido es el rey en el inbound marketing y va íntimamente unido al SEO y al SMM. Un contenido de calidad y relevante para el usuario es la clave para atraer el interés del consumidor hacia nosotros.

Esto es el inbound marketing o el marketing de atracción: atraer clientes potenciales, usando técnicas integradas para mejorar la reputación de marca, ganar visibilidad y conseguir nuevos clientes.